Incongruencia y PNL

Author: | Posted in PNL Aplicada, Técnicas PNL 3 Comments

Incongruencia y PNL

Hay un aspecto interesente en la PNL, con el cuál se trabaja y es el de Incongruencia. Lo veremos con un sencillo ejemplo.

¿Te ha sucedido que una parte tuya quería salir a caminar al gimnasio o ir a un parque para hacer algo de ejercicio… y otra simplemente deseaba seguir descansando?. Luego, decidiste seguir descansando …

Acto seguido aparece una “voz” interior, unos diálogos internos molestos, recriminándote el no haber ido a hacer ejercicio, cuando en realidad eso hace bien a tu salud, etc .

Este es un claro ejemplo de incongruencia. La incongruencia vista desde la PNL o Programación Neurolingüística, es cuando una persona tiene alguna clase de conflicto interno en el que se envían dos mensajes distintos.

La conducta externa y las sensaciones internas no concuerdan, y esto a menudo se traduce o se refleja en el cuerpo de la persona, en su fisiología, con algunas posturas que denotan esta “división” interior.

Con la PNL , al ir logrando esa agudeza sensorial, aprendemos a identificar estados de incongruencia, en nosotros mismos y también en los demás…

La incongruencia entonces, se experimenta como un conflicto interior con uno mismo.

Es como si hubiera dos partes tuyas enfrentadas, con intereses opuestos: hay una parte interior que quiere hacer algo, y otra parte que se opone a eso.

Podría tratarse de dos comportamientos, dos creencias, dos sistemas de creencias o inclusive dos aspectos de tu personalidad.

Y a veces cuando nos enfrentamos a conflictos de creencias e identidad, una “parte” ni siquiera es consciente de que existe la otra.

Esto da como resultado un estado de confusión de la persona.

Un Ejemplo

Tal vez para una persona, ella se considera y cree ser amable y bondadosa y realmente está convencida de eso;  no comprende cuando por ejemplo un ser querido le dice que es una persona muy crítica (que es como en realidad se comporta).

Esa parte consciente que dice ser amable y bondadosa, tenía como intención positiva abrirse a los demás, ser mas sociable, etc… y justamente esta parte estaba fuera de contacto con su parte interna que “le decía” que tenía que atender a sus propias necesidades (aquí se observan dos intereses opuestos: esto es incongruencia)

Este conflicto entonces, quedaba a la vista

La incongruencia quedaba establecida ya que la persona se mostraba en realidad “a la defensiva”, crítica y resentida con los demás, cuando sus propias necesidades eran descuidadas.

Con algunas técnicas de la PNL , se pueden integrar estas partes encontradas y en conflicto…y esa es la solución: poder primero identificarlas y luego integrar ambas partes de manera que-siguiendo con el ejemplo anterior- la persona pueda tomar en consideración tanto sus propios sentimientos como los de las demás personas.

Si este conflicto sigue, genera desdicha y confusión, con un comportamiento imprevisible de esa persona.

Y lo que es peor: no sale “gratis” mantener conflictos interiores: sin dudas pueden generarse problemas de salud, síntomas diversos, además de un empobrecimiento de la calidad de vida.

Detectar las incongruencias, los conflictos interiores y resolverlos con los recursos de la Programación Neurolingüística, son un paso interesante y eficaz para comenzar a integrarse.

Esa energía que antes se disipaba en el conflicto y generaba confusión e insatisfacción, ahora estará disponible de manera renovada; tendrás así una nueva energía, te sentirás más consciente y más “unido” y todo tu cuerpo se alineará en una forma más equilibrada.

Ahora puedes entonces, resolver tus conflictos interiores con las poderosas Técnicas y recursos de la PNL. En nuestro Curso PNL Desde Cero tienes a tu disposición tecnicas para  aprender a “negociar” contigo mismo/a y poder  resolver conflictos interiores.

Puedes leer aquí el contenido, programa , bonos y material didáctico de apoyo:

Click Aquí!:  Contenido Curso PNL Desde Cero

{lang: 'es'}
Comments
  1. Posted by carlos a torres
  2. Posted by editor
  3. Posted by Mercedes Belalcázar M.

Deja tu Comentario