Ejercicio de PNL Para Llegar a Destino Siguiendo Trayectorias Curvas

Ejercicio de PNL Para Llegar a Destino Siguiendo Trayectorias Curvas

Ejercicio de PNL Para Llegar a Destino con Trayectorias Curvas

Este sencillo ejercicio  de Programación Neurolingüística (PNL), te ayudará a tomar conciencia, que para llegar a un destino, a una meta, muchas veces hay que desviarse del camino original: es mejor hacer curvas e ir corrigiendo el rumbo, que ir en línea “recta”, lo cuál generalmente es inviable…

Esta manera de llegar al destino deseado, tomando trayectorias “curvas” o “torcidas”, es lo más realista y práctico; muchas veces para llegar a algún lugar debemos desviarnos de la ruta original, sorteando las dificultades o bloqueos…

Aparentemente se tardaría más tiempo en llegar… aunque si programamos el GPS de nuestra mente usando la PNL como el manual eficaz de instrucciones de nuestro cerebro, podemos lograrlo de una manera más beneficiosa y optimizada.

Porque, como hemos visto en otras ocasiones, con la Programación Neurolingüística, sin dudas puedes diagramar tus metas de una manera eficaz, aumentando drásticamente la probabilidad de alcanzarlas.

El primer paso es saber desde donde se parte…y adonde se quiere llegar.

Ahora, al querer llegar a un destino determinado, nuestras experiencias previas, también son un condimento para lograrlo. Porque cada etapa de nuestras vidas representan un ladrillo útil en la construcción de nuestro porvenir.

El experto conferencista y escritor de PNL Anthony Robbins, nos dice que cuantas más experiencias potenciadoras tengamos, tantas  más referencias poderosas estarán a nuestra disposición para seguir construyendo el futuro deseado con éxito.

En este camino “curvo” o “torcido” sin dudas influye la iniciativa personal: no se trata sólo de pensar o “esperar” a que sucedan las cosas… sinó también de actuar, creando cosas muchas veces “de la nada”, aprovechando oportunidades, aprendiendo de las experiencias y forjando así, la propia personalidad en el camino que se va recorriendo.

Vayamos al Ejercicio de PNL Para Llegar a Destino Siguiendo Trayectorias Curvas:

Imagina que estás caminando (como decimos en PNL, de manera asociada) como si estuvieras allí … viendo con tus propios ojos, escuchando con tus oídos, sintiendo con tu propio cuerpo… en dirección a un punto relativamente lejano al que quieres llegar.

Y para llegar a ese punto o destino relativamente lejano, antes necesitarás atravesar dos grandes montañas dispuestas de manera consecutiva …

Sigue imaginando…Después de caminar por una llanura en línea recta, llegas al pie de la primera montaña.

Luego, comienzas a subir por su ladera, y después de un gran esfuerzo, llegas a la cumbre de esta primera montaña.

Una vez allí, tienes la sensación de estar a muy pocos metros de la cima de la segunda montaña…

Pero para llegar a ella deberías saber volar o tener disponible un ala delta : no parece ser la opción más realista :)

Tampoco hay que quedarse inmóvil, incapacitado, intimidado, o enfocado en el problema, ante esta situación… todo lo contrario: hay que seguir andando, buscando soluciones y en marcha.

¿Cómo puedo hacerlo? …es una buena pregunta!

Por eso lo mejor sería bajar por la ladera de la montaña 1…llegar al pie de la montaña 2…y subir la ladera de la montaña 2 hasta su cima. Este camino parece ser el más largo ¿verdad?

Esta opción implica seguir alguna trayectoria curva, bajar y volver a subir. Luego, una vez estés en la cima de la montaña 2 , volver a bajar y seguir hacia adelante, para llegar al punto de destino elegido.

En realidad la distancia que nos separa de nuestro punto de destino depende de si estamos o no en camino.

Como decía, la actitud de “hacer”, ponerse en marcha de manera real y concreta es la clave; no se trata sólo de pensar en nuestras metas.

Recapitulando…

Puedes valerte del gráfico que se encuentra al comienzo del artículo para orientarte mejor.

Cuando llegas al pie de la primera montaña (luego de bajar y de haber sorteado la montaña 1)  tal vez pienses: “ si mido el trayecto en línea recta, posiblemente me encuentre más lejos de la cima 2 ( trayecto BC del gráfico)…que cuando estaba en la cima 1( trayecto AC)”

Repito con énfasis!: en realidad, estás más cerca porque la distancia que te separa de la cima 2 depende de si estás o no en camino! Por favor, reflexiona sobre esto…

Si hay un camino recto a través de ambas montañas, la solución real es recorrer caminos curvos o torcidos para llegar a salvo y a buen destino.

Como lo marca una premisa básica de la PNL (programación neurolingüística): “no existe el fracaso, sólo resultados que pueden mejorarse siempre”.

Por ello, todo buen “caminante” aprovecha la ocasión para tomar experiencia, crear, improvisar, aprender y corregir el rumbo las veces que sean necesarias para poder llegar al destino elegido sin problemas.

Recurso Recomendado: Curso de PNL Desde Cero

 

 

{lang: 'es'}

Deja tu Comentario