PNL y una Anécdota del Gran Houdini!

PNL y una Anécdota del Gran Houdini!

Te comparto una anécdota que involucró al gran mago y escapista Harry Houdini, que en cierta forma ilustra un concepto que vemos en PNL: tú puedes gestionar, determinar lo que piensas, lo que crees y lo que sientes.

La realidad que experimentamos puede cambiarse a partir de darle otra interpretación, y eso lo podemos hacer aplicando la programación neurolingüística para gestionar de manera efectiva nuestros estados internos, pensamientos, estados de ánimo, emociones y posteriores comportamientos.

La PNL nos estimula a través de sus recursos, ejercicios y técnicas, a tomar control sobre nosotros mismos, a aprender a usar la cabeza. Como dice el Dr Bandler,  a tener más opciones, para ser más libres.

Desde la programación neurolingüística podemos ejercer ese poder de elegir de estar como queremos estar. Esto no significa que seamos “robots” que todo lo controlan… sino todo lo contrario: permitirnos sentir, experimentar las cosas y además tener las herramientas y recursos internos adecuados que nos permitan ser flexibles, para cambiar y reinterpretar la realidad a nuestro favor.

En definitiva lo que la PNL propone es: tú determinas si quieres vivir feliz o triste; solo tú puedes establecer lo que piensas, lo que sientes, lo que haces. El objetivo como siempre es que mejores tu calidad de vida y tus resultados.

Y esto sin dudas tiene que ver con las creencias que se van forjando. Estas creencias pueden ser limitadoras y mantenernos en un estado de impotencia y malos resultados… o todo lo contrario, creencias que nos impulsen a obtener soluciones y objetivos deseados.

Aquí entonces una anécdota para ilustrar mejor estos conceptos…

Cierta vez , la gente de un pueblo de las Islas Británicas le formuló un  reto al gran mago Houdini, que estaba en la “cresta de la ola”; él ya era un excelso prestidigitador y mago que resolvía situaciones muy complicadas.

El reto consistía en que el mago debía escaparse en menos de una hora, de una cárcel a prueba de fugas, que el municipio había terminado de construír. El tenía que ingresar a la celda con ropa de calle, sin llevar consigo ningún tipo de herramientas.

El cerrajero, encerró a Houdini , el cuál muy astutamente, antes de entrar a la celda, había ocultado una barrita de acero flexible que utilizaba para abrir las cerraduras, en el cinto de su pantalón.

Así, con la oreja pegada a la cerradura trató de abrir la puerta; pasaron treinta minutos… cuarenta minutos y nada. Pasó más de una hora. El tiempo límite del reto había expirado.

Finalmente a las dos horas, ya exhausto y sudoroso, Houdini se apoyó contra la puerta y ésta “mágicamente” se abrió!

¿Cuál fue el truco del cerrajero? No había puesto cerrojo: sólo fingió ponerle llave a la celda, pero ésta, en realidad siempre estuvo abierta! La puerta sólo estaba cerrada en la mente de Houdini… sólo en su mente!

El pensamiento limitado, no permite ver las cosas desde otros puntos de vista. Vivir aferrados a viejos esquemas y patrones mentales, -viejas creencias limitantes-, nos llevará a seguir perdiendo tiempo y obtener pobres resultados.

Puedes cambiar la manera de observar, ser más flexible, interpretando la realidad de manera distinta, con más opciones. Si piensas de la misma forma, si haces siempre lo mismo, no pretendas obtener resultados diferentes. La sumisión, la rigidez y la dependencia te concentran en el problema.

En cambio, la libertad , saber gestionar tu mente, tus pensamientos y emociones te enfocan en las soluciones, tal como nos propone la PNL. Y este es el camino que te permite alcanzar los resultados de excelencia y la calidad de vida que mereces!

Recurso Recomendado: Curso PNL Desde Cero

 

{lang: 'es'}

Deja tu Comentario